miércoles, 13 de julio de 2011

Starbucks es una basura

Aunque parezca mentira, jamás había entrado en un Starbucks. Hasta hoy. En el McDonald's de los cafés te sirven el café con leche en taza sin plato, pero no una taza de las que no llevan plato, sino de las que sí llevan. En Starbucks no hay cucharitas, sólo unos palitos de madera. En el fast food de los cafés te pones tú el azúcar en un mostrador directamente de un azucarero. Todo por el módico precio de 1,90€. Definitivamente, Starbucks no mola, aunque te encuentres a Cristina Valls Taberner. Tiene cara de buena persona. Lástima que esté un poco gorda. Para la gente con tanto dinero, ¿no es más fácil guardar la línea?

5 comentarios:

  1. Una basura innecesaria en un país donde caulquier bar de barrio sabe poner un café como se debe y a un precio justo. Una sola vez estube en un Starpuke en NYC y me prometí jamás volver a uno.

    ResponderEliminar
  2. Ayyy, yo lo único que salvo del Starbucks es la decoración. Porque lo demás es un timazo. Pero ya sabes que en sociedad se cotiza mucho eso de ser moderno...y el Starbucks se conoce que lo es...

    ResponderEliminar
  3. Muy cierto Alexandra! como dices es el "McDonalds" de los cafés -y no por lo barato-; algo deben tener porque suelen estar a tope. Me ha sorprendido que hoy sea tu primera visita, jejeje... y, por lo que veo, también la última.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo único bueno los Frapuccino ejjjjee Bs

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, Raquel, no lo digo por lo barato, jeje
    En fin, mientras haya tontos y lo paguen...

    ResponderEliminar